Terapia Gestalt

 

La Terapia Gestalt es un nuevo enfoque terapéutico de la Psicología Humanista.

· Con un enfoque integrador, tomando a la persona como un todo, incluyendo en el trabajo terapéutico no solo los pensamientos, emociones, valores, creencias, sino también el cuerpo, su historia personal…Integra cuerpo, alma y mente.

· Cree en el potencial del ser humano, en su capacidad de utilizar sus propios recursos para superar las dificultades y le ayuda a rescatar esos recursos personales y a descubrir otros nuevos, que le ayuden a desenvolverse en los diferentes contextos de su vida: familia, trabajo, amigos… y mejorar su vida.

La Terapia Gestalt es un camino de autoconocimiento y crecimiento.

· Ayuda a la persona a ser más consciente de quien es, de conocerse a sí misma, de darse cuenta de sus emociones, pensamientos y acciones. El objetivo de la Terapia es que la persona adquiera conciencia no juiciosa de lo que hace, cómo lo hace y cómo puede cambiarlo, y al mismo tiempo, aprenda a aceptarse y valorarse.

El Terapeuta acompaña y ayuda en este proceso de darse cuenta, facilita a la persona a tomar conciencia de lo que le pasa, no solo por su mente, sino también a nivel corporal.

El Terapeuta junto a la persona exploran lo que está pasando en el momento presente, lo que piensa, lo que siente y como actúa. Darse cuenta de sus necesidades en cada momento, tanto físicas como psicológicas.

El Terapeuta no enjuicia, ni cataloga al paciente, solo es un facilitador del proceso emocional, su objetivo es que la persona se responsabilice de sus emociones, pensamientos, acciones, de lo que está ocurriendo en su vida y se acepte.

El objetivo del Terapeuta no es darle a la persona respuestas, sino ayudarle a que la persona las descubra por sí misma.